Inferno. Dan Brown

Inferno

(Calificación 2,3 de 10*)

Inferno es una novela de misterio, ficción y suspense del escritor estadounidense Dan Brown, basada en la simbología oculta en la Divina Comedia, obra clásica de Dante Alighieri, pero con una carga ideológica detrás muy fuerte, basada en la propuesta malthusiana de que un problema fundamental es la superpoblación humana, aunque lo reviste de intento de evitar el genocidio por parte de un “loco iluminado”, pero que en las páginas finales apuesta por una propuesta similar, solo que controlada por las “autoridades”. Es la cuarta novela de la saga tras Ángeles y demonios, El código Da Vinci y El símbolo perdido.

El eje en torno al cual gira esa novela, es lo que hace algunas décadas se llamó “bomba de relojería demográfica”, a partir de las teorías del economista británico de finales del siglo XVIII Thomas Robert Malthus. Lo que Malthus vaticinó ha dejado de ser cierto en nuestra realidad actual, aunque parece que Brown no se ha enterado.

Se centra la novela en esta caduca teoría malthusiana del crecimiento demográfico exponencial, cuando el problema, es el reparto de los recursos, pues los países del sur, donde se concentra más población, se ven sistemáticamente privados de los recursos que abundan en esas zonas. La mayor parte de ellos son extraídos por las multinacionales y los gobiernos del norte hacia las áreas más ricas, mediante el saqueo de materias primas y explotación laboral.

Es decir, el verdadero problema del Mundo no estaría en esa superpoblación que Dan Brown convierte artificiosamente en un  gran problema en “Inferno”, sino en el modo perverso en el que se reparte a nivel mundial la proporción entre recursos disponibles y población, algo que parece ignorar este novelista.

Los demás elementos de “Inferno” resultan también más bien ridículos en un autor tan poco sustancial y tan previsible como Dan Brown. La organización supuestamente siniestra, “el Consorcio”, que después acaba convirtiéndose en unas hermanitas de la caridad con muchos recursos a nivel internacional. Así como la manipulación de Dante Alighieri y su obra “La Divina Comedia”, convirtiéndola en poco más que una excusa, un telón de fondo, para dar cobertura a una trama hueca y basada sobre premisas falsas e ideológicas.

En definitiva, se puede prescindir perfectamente de su lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s