Riesgo calculado. Katherine Neville

riesgocalculado.jpg

(Calificación 5,4 de 10*)

La trama: Verity Banks ha llegado más alto que cualquier otra mujer en el mundo de la banca internacional. Pero cuando su jefe frustra su intención de trabajar en el sector de la seguridad informática, idea un plan para demostrarle lo equivocado que está. Es entonces cuando aparece Zoltan Tor, el hombre que fue su maestro y mentor y al que no ve desde hace diez años. Él le propone una apuesta. La ganará quien antes obtenga la cantidad de treinta millones de dólares después de robar mil millones en bonos, invertirlos y devolverlos. El reto está servido. Y, aunque Verity aún no lo sabe, su vida ya no volverá a ser la misma.

Es la opera prima de esta autora. Una novela que si no pasó desapercibida, nunca tuvo la acogida que tendría la siguiente obra de la autora, el ocho, la que le dio el espaldarazo definitivo a la fama. El tema es el mundo de la banca y sus intrigas, pues la autora había trabajado como asesora de sistemas informáticos durante más de veinte años en diversos sitios, entre ellos la Bolsa de Nueva York y El Banco de América.

Para entretenerse un par de tardes de aburrimiento. Sin más.

Anuncios

El hombre que perseguía su sombra. David Lagercrantz

portada_el-hombre-que-perseguia-su-sombra-serie-milennium-5_david-lagercrantz_201705221726(Calificación 7,2 de 10*)

David Lagercrantz publica su segunda incursión en la serie Millenium, creada por el fallecido escritor sueco Stieg Larsson, tras Lo que no te mata te hace más fuerte.

No está a la altura y la novedad que supuso la trilogía inicial, pero no está mal. Se puede leer.

Lisbeth Salander está cumpliendo condena en la cárcel de Flodberga, en la que intenta a toda costa evitar cualquier tipo de conflicto con el resto de las presas. Pero en el momento en el que Lisbeth se convierte en la protectora de la joven de Bangladesh que ocupa la celda vecina, la peligrosa líder de las internas la coloca en su punto de mira.

Holger Palmgren visita a Lisbeth y le explica que ha recibido una serie de documentos que contienen información relativa a los abusos que sufrió ella en su infancia. Salander acude a Mikael Blomkvist y ambos emprenden una investigación que puede sacar a la luz uno de los experimentos más atroces auspiciado por el Gobierno sueco en los años ochenta. Los indicios los llevan hasta Leo Manheimer, socio en la financiera Alfred Ögren, con quien Lisbeth comparte mucho más de lo que creen.

 

Lo que no te mata te hace más fuerte. David Lagercrantz

portada_lo-que-no-te-mata-te-hace-mas-fuerte_david-lagercrantz_201604252354(Calificación 7,1 de 10*)

Millennium continúa con la cuarta entrega de esta serie de culto. Si un libro es un éxito, ¿por qué no franquiciarlo si hay una demanda para ello?

Lagercrantz mantiene la franquicia. El tema elegido (mundo hacker, espionaje masivo de entidades gubernamentales y delictivas, sin fronteras entre unos y otros, violencia doméstica) y el modo de abordar la narración (lenguaje televisivo, saltos entre escenas, rebobinado y corte, profusión de tramas en paralelo) lo hacen soportable, más que interesante. Al final, Lisbeth, se cura una herida de bala con una mano mientras con la otra descubre en su portátil cómo desmontar un sistema dinámico de curvas elípticas, pega, rompe, mata y se cena un sándwich. Eso sí, ahora tiene a su melliza mala, escrita con trazos sobrenaturales, paródicos, casi ridículos aun aceptándola en Categoría Supervillanas Malas de la Muerte y un final a lo Ally McBeal, todos emparejados.

No está a la altura de sus predecesoras, ni mucho menos. Para pasar el rato, sin más.

Un gran chico. Nick Horby

un gran chico(Calificación 6,8 de 10*)

Entretenida, con humor ácido y ágil de leer. Es una reflexión llena de ironía y de enredos, pero también sobre lo que significa ser padre, envejecer, sobre lo que significa ser modelo para otra persona.

El protagonista es un solterón que nunca ha trabajado y vive de los derechos que le dejó su padre sobre una canción navideña muy ñoña (tanto que de tanto escucharla el pobre padre se suicidó). Con 40 años, se dedica a ligar por ahí llevando ropa cara y un Porche para llevar a las chicas a casa, cuarentonas que como él no tienen ni oficio ni beneficio ni ganas de estabilizarse. Un día por error se lía con una madre soltera y aunque la cosa rápidamente se estropea él (Will) se da cuenta de que es la tía más decente con la que ha estado, guapa, estable etc y que además se siente mejor persona por “llevar ilusión” al colectivo de madres solteras. Así que instala una silla de bebé en su porche y se apunta a una asociación de padres y madres solteros, inventándose un hijo imaginario. Esto da pie a que a través de la asociación Will conozca a Marcus, el hijo pequeño de una madre soltera. Y realmente de eso va el libro, de la relación entre Marcus, un chico apocado y algo depresivo que no para de recibir en el colegio por “raro” y Will un solterón de 40 y ligón completamente irresponsable, que para Marcus es la figura paterna que nunca ha conocido. Es un libro que versa no sobre un niño sino realmente sobre 2, puesto que Will es un crío de 40 años que trata de eludir la madurez y la responsabilidad de todas las formas posibles. A su vez Marcus es un niño que desea madurar y convertirse en un “niño guay”.

Nick Hornby es un escritor británico cuya infancia como miembro de una pujante clase media alta inglesa se vio truncada con el divorcio de sus padres. Tras estudiar literatura inglesa en Cambridge se dedicó a escribir, siendo su primera novela Fever Pitch (una novela que caricaturiza su fanática afición por el Arsenal) adaptada al cine poco después como también lo fueron sus siguientes novelas.